Salvador Allende y el día de la dignidad nacional

No hay comentarios

El 11 de julio de 1971 Salvador Allende nacionaliza el cobre en Chile, lo que fue denominado por el propio mandatario como el día de la dignidad nacional.  Para ello, el congreso aprobó de forma unánime la reforma al Artículo Nª10 de la constitución política de 1925 que permitió la nacionalización de la gran minería del cobre.

Es así como el 21 de diciembre de 1970 Allende envió al congreso el proyecto de reforma constitucional mediante la Ley 17.450, donde en solo 6 meses había  recorrido todo el trámite legislativo.

Sin embargo, no fue el primer intento de Allende, ya que en 1961 siendo Senador fue quien impulsó un primer proyecto completo para la nacionalización de el cobre chileno, lo que reiteró en su programa de gobierno del año 1964 y 1970.

Con la nacionalización del cobre, se termina la estabilidad jurídica que  el estado chileno les entregó  con la titularidad de la propiedad de las riquezas naturales básicas, la cual en el caso del cobre, se había iniciado durante los primeros años del siglo XX, principalmente a las compañías cupríferas Kennecott Copper Company, en El Teniente y Anaconda Copper, los cuales explotaron los yacimientos del cobre chileno de forma exclusiva.

Pero, ¿cómo llegó un proyecto que estaba en el ADN de la izquierda a encontrar el apoyo de los tres tercios de la política chilena? Para el historiador de la Universidad Católica Alejandro San Francisco: “hacia 1970 ya existía un consenso bastante amplio en la sociedad chilena, particularmente a nivel político, sobre la necesidad de nacionalizar el cobre”. Lo cierto es que la derecha no tenía la fuerza electoral, ni un proyecto alternativo económico de similar envergadura para enfrentar a la Unidad Popular en ese momento, menos cuando este proyecto era transversalmente apoyado.

Por otra parte la Democracia Cristiana también estuvo de acuerdo, y cómo no hacerlo, si en el programa de gobierno de Radomiro Tomic se encontraba la nacionalización, como continuidad de la Chilenización realizada por Eduardo Frei Montalva.

Para Allende la  Nacionalización del cobre significaba la segunda independencia de Chile, así lo subrayó en sus innumerables discursos, ya que según manifestaba “estamos   presenciando el hito  en que Chile conquista su independencia económica definitiva”. 

Lo cierto, en la dictadura, y también durante los gobiernos democráticos, la desnacionalización de la minería ha permitido que hoy día las mineras extranjeras controlen cerca del 70% de la producción, sin embargo, a pesar de esto, los recursos del cobre y especialmente Codelco han sido fundamentales en el funcionamiento de la economía chilena.

A 50 años de la Nacionalización del Cobre, probablemente el hito político más grande de la historia de Chile, no son pocos los actores del progresismo chileno que vuelven a poner en el tapete de la discusión nacional, la importancia de recuperar el cobre para Chile. 

La renacionalización del cobre y de otros recursos naturales estratégicos cobran cada día más fuerza, y la figura de Allende sigue siendo imperecedera, en un país que lucha por mayor justicia e igualdad social. Su voz, que es la voz de muchos, sigue resonando como en aquel 1971: 

“Una vez más debo recordarles que el cobre es el sueldo de Chile, así como la tierra es su pan”.

Por: Rodrigo Saldivia, profesor, dirigente PS

Fuente: El divisadero

ANTERIOR
Vamos mujer, en palabras de Salvador Allende
SIGUIENTE
Ciclo de conversaciones Nuevo Pacto Urbano y vivienda digna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

TE PUEDE INTERESAR