Filtros
Reiniciar

30 resultados por página. (máximo)

En un nuevo 11 de septiembre las conmemoraciones en Chile y el mundo no se hicieron esperar. A un año de que se cumplan 50 años del golpe civil-militar el presidente Gabriel Boric decidió comenzar la reflexión en el Mausoleo donde descansan los restos de Salvador Allende.

“Nuestro ideario podría parecer demasiado sencillo para los que prefieren las grandes promesas. Pero el pueblo necesita abrigar sus familias en casas decentes con un mínimo de facilidades higiénicas, educar a sus hijos en escuelas que no hayan sido hechas sólo para los pobres, comer lo suficiente en cada día del año, el pueblo necesita trabajo, amparo en la enfermedad y en la vejez, respeto a su personalidad. Esto es lo que aspiramos dar en un plazo previsible a todos los chilenos”.

Salvador Allende

Una ceremonia íntima y emotiva en la que participaron familiares y miembros de la Fundación (FSA). La senadora Isabel Allende, La Ministra Maya Fernández y la Presidenta del Directorio Marcia Tambutti acompañaron al primer mandatario y su compañera Irina Karamanos en este encuentro donde se recordaron las luchas que encabezó Salvador Allende por construir una sociedad más justa.

En ese sentido la Presidenta del directorio de la FSA manifestó a la primera autoridad del país: ” Creemos que a lo largo de toda la vida de Salvador Allende hubo siempre la intención de unir a toda la izquierda, y de escuchar a los demás. Usted (Presidente) siempre insiste que hay que
hacer este pluralismo social y político  para realmente conseguir las transformaciones profundas, porque sabemos que son así, difíciles, con derrotas, pero con otras victorias. Y si estamos aquí es porque queremos todos rendirle a Salvador Allende un homenaje y pensar que estamos construyendo un camino de cambios en este momento”.

Presidente Gabriel Boric visita Mausoleo de Familia Allende el 11 de septiembre

Les compartimos las Palabras del Presidente de la República compañero Salvador Allende Gossens, pronunciadas ante el cobarde asesinato del edecán de navío Arturo Araya Peters, el 27 de julio de 1973.
Este discurso es parte de la subserie Discursos Presidenciales de nuestro Archivo Documental.

Santiago, 27 de Julio de 1973.-

Oficina de Informaciones y radiodifusión de la presidencia de la República

CONCIUDADANOS:

Con profundo sentimiento y hondo pesar, comunico oficialmente al país que, en la mañana de hoy fue asesinado el Jefe de la Casa Militar de la Presidencia de la República, Capitán de Navío, Comandante Don Arturo Araya Peters.

Comprenderá, el pueblo y todo Chile, la gravísima significación de este hecho. El Comandante Arturo Araya ha caído encontrándose como Edecán de Servicio y, en cumplimiento de sus más sagrados deberes, tuvo que repeler un atentado contra su hogar por elementos armados que minutos antes habían cometido una acción terrorista.

El Comandante Arturo Araya, distinguido Oficial de la Armada Nacional, alcanzó en ella altas jerarquías, tales como Subdirección de la Escuela Naval, Instituto formador de nuestros marinos. En el desempeño de sus tareas como Jefe de la Casa Militar, impuso que relevantes condiciones personales, las que siempre entregó con abnegada y generosa lealtad. Nuestras relaciones fueron más allá de las que existen entre un señor Edecán y el Presidente de la República. Fui su amigo, en el más amplio contenido que encierra este concepto.

Expreso a sus familiares y a la Armada Nacional, mis condolencias, impregnadas de profunda amargura. Estoy consciente que, al hacerlo, interpreto la congoja que agobia al país ante la pérdida de un marino ejemplar, pundonoroso caballero y chileno cabal.

TRANSCRIPCIONES OIR/LVR.

Palabras del Presidente Allende ante el asesinato de Arturo Araya Peeters

Los invitamos a revisar esta conversación sobre políticas públicas en salud y su vinculación con los DD.HH. y al reparación, realizada en mayo del 2022, y organizada por la Fundación Salvador Allende y PRAIS.

Expositores: – Dr. Álvaro Erazo (Medico cirujano con especialidad en pediatría). – Dra. Paula Godoy Echegoyen (Coordinadora Nacional PRAIS). – Dra. Margarito Romero (Asociación por la memoria y los DD.HH. Colonia Dignidad). – Dra. Ana Toro Cepeda (CRS-SAG del Servicio de Salud Metropolitano Occidente). Invitado: – Dr. Gaspar Domínguez Donoso (Vicepresidente de la Convención Constitucional).

Modera: – Marcela Ahumada (Directora Ejecutiva Fundación Salvador Allende).

Síguenos en nuestras redes sociales: Twitter: https://twitter.com/FSAllende Facebook: https://www.facebook.com/SalvadorAlle… Instagram: https://www.instagram.com/fundacionsa…

Conversatorio sobre políticas públicas en salud y su vinculación con los DD.HH y al reparación

Políticas públicas en salud derechos humanos y reparación. Los invitamos este jueves a la transmisión de este conversatorio por Facebook Live de la fundación Salvador Allende y que contará con la participación de  los especialistas Margarita Romero, Alvaro Erazo, Paula Godoy y Ana María Toro.

Políticas públicas en salud derechos humanos y reparación

Compartimos el webinar realizado junto a la Universidad de Santiago en torno a las reflexiones que nos dejan los discursos de Salvador Allende desde su gestación, contexto histórico y vigencia. En la ocasión participaron personajes claves en comunicaciones de gobierno de la Unidad Popular como Patricia Espejo y Rafael Urrejola y las académicas Cecilia Ahumada y Rosa Basaure. Modera Marcela Ahumada directora FSA.

Reflexiones sobre el contexto histórico lingüístico de los discursos de Salvador Allende

No sólo el recién asumido Presidente de la República, Gabriel Boric, rindió homenajes a Salvador Allende durante este cambio de mando, sino que un importante número de invitados internacionales asistieron tanto al mausoleo de la familia Allende, como a la FSA para compartir nuevos horizontes y proyectos que continúen promoviendo una mirada de país (y región) más democrática, solidaria y participativa, empapada de los valores humanitarios que fueron ejes central del gobierno popular.

Presidente Boric ingresa al Palacio de La Moneda previo saludo en el monumento a Salvador Allende. Foto Paulo Slachevsky

Presidente de Perú, Pedro Castillo rinde homenaje a Salvador Allende en Mausoleo.

En la foto Esteban Paulon Secretario de Relaciones Internacionales PS Argentina y Gustavo Petro candidato presidencial de Colombia junto a Marcela Ahumada, directora FSA.

De izquierda a derecha Conny Reuter, global coordinator Progressive Alliance;  Jeremy Corbyn , miembros del parlamento británico; Laura Álvarez, Peace & Justice Projecto y Marcela Ahumada directora FSA. Miembro del grupo amigos del presidente (GAP) y una expresión popular.

Homenajes a Salvador Allende en cambio de mando

Les compartimos este ciclo de conversaciones en el marco de la celebración de los 50 años de la UP. Una experiencia de cinco jornadas que nos llevó a revisar momentos claves de políticas publicas, con lo que generamos una reflexión importante en materias de ciudad y vivienda.

Agradecemos a todos quienes participaron de esta inédita experiencia, coordinadores, panelistas y a las organizaciones que desde un primer momento formaron parte de esta iniciativa: La fundación FriedrichEbert-Stiftung (FES), la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, UKAMAU y al Centro Producción del Espacio.

Charla inaugural: La vivienda, ¿un derecho o una mercancía?

Mesa 1: Memoria, democracia y ciudad

Mesa 2: Nueva Constitución, Ciudad y Territorio

Mesa 3: Política habitacional en tiempos de crisis

Mesa 4: Nueva Agenda Local de Vivienda y Ciudad

Revisa todas las conversaciones de primavera: Nuevo Pacto Urbano y vivienda digna

Este miércoles 29 de Septiembre a las 19.30 hrs conéctate a la mesa 2: “Nueva Constitución, ciudad y territorio” de nuestras conversaciones de primavera: Nuevo Pacto Urbano y Vivienda Digna.

En esta oportunidad participarán los constituyentes:

Fernando Atria

Alondra Carrillo

Tomás Laibe

Adolfo Millabur

Modera: Doris González Lemunao.

Enlace de transmisión:

https://www.facebook.com/SalvadorAllendeGossensOficial

Constituyentes se reúnen en las Conversaciones de Primavera: Nuevo Pacto Urbano y vivienda digna

Este miércoles 22 de Septiembre a partir de las 11.00 hrs continuamos el ciclo de Conversaciones de Primavera: Nuevo pacto urbano y vivienda digna. En esta oportunidad te invitamos a ser parte de la conversación “Memoria, Democracia y Ciudad”.

Modera: Valentina Rozas K.

Participan: Loreto López, Manuela Badilla, Cath Collins, Carolina Aguilera y Sebastián Troncoso.

Coordenadas:

Calendario espiralado22 sept. / 11:00 hrs.

transmisión: https://web.facebook.com/SalvadorAllendeGossensOficial

Conversaciones de primavera: Memoria, Democracia y Ciudad

Con una clase magistral de Miguel Lawner, Premio Nacional de arquitectura, la Fundación Salvador Allende en coorganización con la Fundación Frederich Ebert Chile, UKAMAU, la Academia de Humanismo Cristiano y el Centro de Producción del espacio (UDLA), darán inicio este miércoles 15 a las 11 horas al Ciclo de Conversaciones de Primavera Nuevo Pacto Urbano y Vivienda Digna.

Para la inauguración está programa la charla “Vivienda digna, Derecho o Mercancia” y contará con la presencia de Isabel Allende, Fundadora FSA; Simone Reperger, representante en Chile FES; Álvaro Ramis, rector de la Academia de Humanismo Cristiano.

Uno de los aspectos no abordados desde la política fueron los aprendizajes e innovaciones tempranas de la Unidad Popular en materias de vivienda y ciudad. Situados en un momento constituyente y ad-portas a una nueva elección presidencial y parlamentaria queremos abordar algunos aspectos que cobran valor de ser analizados, discutidos y difundidos de cara a la revuelta social del 2019, el proceso constituyente en curso y las transformaciones socio espaciales de los territorios, ciudades y barrios que se han agudizado post pandemia pero que han ocurrido y siguen ocurriendo desiguales en servicios y bienes públicos, amenazantes del medio ambiente y bienes comunes.

Así nace este ciclo de conversaciones de primavera nuevo pacto urbano y vivienda digna en el marco de la celebración de los 50 años de la UP: desde los territorios al centro de las ciudades el protagonismo de los territorios desde el estallido hasta el proceso constituyente. Ciclo de conversación “streaming” global/local sobre tres momentos en clave de política pública, el pasado y su memoria con la experiencia de la UP en materias de ciudad y vivienda; el momento constituyente con sus debates del catalogo de derechos, así como de la discusión orgánica sobre el estado, los territorios y la sociedad; y por último el pacto urbano que se derive de la Nueva Constitución para el diseño de las políticas públicas del futuro.

Las charlas están programadas para todos los miércoles hasta el 14 de octubre y serán transmitidas vía Facebook Live de la Fundación Salvador Allende.

Ciclo de conversaciones Nuevo Pacto Urbano y vivienda digna

El 11 de julio de 1971 Salvador Allende nacionaliza el cobre en Chile, lo que fue denominado por el propio mandatario como el día de la dignidad nacional.  Para ello, el congreso aprobó de forma unánime la reforma al Artículo Nª10 de la constitución política de 1925 que permitió la nacionalización de la gran minería del cobre.

Es así como el 21 de diciembre de 1970 Allende envió al congreso el proyecto de reforma constitucional mediante la Ley 17.450, donde en solo 6 meses había  recorrido todo el trámite legislativo.

Sin embargo, no fue el primer intento de Allende, ya que en 1961 siendo Senador fue quien impulsó un primer proyecto completo para la nacionalización de el cobre chileno, lo que reiteró en su programa de gobierno del año 1964 y 1970.

Con la nacionalización del cobre, se termina la estabilidad jurídica que  el estado chileno les entregó  con la titularidad de la propiedad de las riquezas naturales básicas, la cual en el caso del cobre, se había iniciado durante los primeros años del siglo XX, principalmente a las compañías cupríferas Kennecott Copper Company, en El Teniente y Anaconda Copper, los cuales explotaron los yacimientos del cobre chileno de forma exclusiva.

Pero, ¿cómo llegó un proyecto que estaba en el ADN de la izquierda a encontrar el apoyo de los tres tercios de la política chilena? Para el historiador de la Universidad Católica Alejandro San Francisco: “hacia 1970 ya existía un consenso bastante amplio en la sociedad chilena, particularmente a nivel político, sobre la necesidad de nacionalizar el cobre”. Lo cierto es que la derecha no tenía la fuerza electoral, ni un proyecto alternativo económico de similar envergadura para enfrentar a la Unidad Popular en ese momento, menos cuando este proyecto era transversalmente apoyado.

Por otra parte la Democracia Cristiana también estuvo de acuerdo, y cómo no hacerlo, si en el programa de gobierno de Radomiro Tomic se encontraba la nacionalización, como continuidad de la Chilenización realizada por Eduardo Frei Montalva.

Para Allende la  Nacionalización del cobre significaba la segunda independencia de Chile, así lo subrayó en sus innumerables discursos, ya que según manifestaba “estamos   presenciando el hito  en que Chile conquista su independencia económica definitiva”. 

Lo cierto, en la dictadura, y también durante los gobiernos democráticos, la desnacionalización de la minería ha permitido que hoy día las mineras extranjeras controlen cerca del 70% de la producción, sin embargo, a pesar de esto, los recursos del cobre y especialmente Codelco han sido fundamentales en el funcionamiento de la economía chilena.

A 50 años de la Nacionalización del Cobre, probablemente el hito político más grande de la historia de Chile, no son pocos los actores del progresismo chileno que vuelven a poner en el tapete de la discusión nacional, la importancia de recuperar el cobre para Chile. 

La renacionalización del cobre y de otros recursos naturales estratégicos cobran cada día más fuerza, y la figura de Allende sigue siendo imperecedera, en un país que lucha por mayor justicia e igualdad social. Su voz, que es la voz de muchos, sigue resonando como en aquel 1971: 

“Una vez más debo recordarles que el cobre es el sueldo de Chile, así como la tierra es su pan”.

Por: Rodrigo Saldivia, profesor, dirigente PS

Fuente: El divisadero

Salvador Allende y el día de la dignidad nacional

El pensamiento político de Salvador Allende y la puesta en marcha de su gobierno contempló desde sus inicios valores como la igualdad entre mujeres y hombres. A continuación les entregamos algunas citas del compañero presidente que subrayan este objetivo y necesidad que hasta nuestros días no se ha conseguido en plenitud.

08/03/1972

Yo sé que ustedes se seguirán sacrificando y luchando, para que sus hijas, nietas y las demás generaciones futuras, tengan una vida justa, que debieron haber tenido ustedes, pero por que el régimen injusto les negó; ustedes van a construir con su dulzura y decisión magna, la sociedad para la mujer del mañana.

12/02/1972

Por eso es que queremos modificar la ley ¡para defender a la mujer chilena! Queremos igualdad de la mujer en cuanto al salario, sueldo y al trabajo. Queremos que la dueña de la casa sepa que nosotros entendemos que su trabajo también debe ser un trabajo que le permita tener previsión social y le permita -si no tiene otro trabajo- acogerse a la jubilación.

7/02/1972

Queremos para la mujer chilena igualdad jurídica, igualdad de oportunidades, igualdad de derechos ante la ley. Queremos igualdad para sus hijos. Que no haya persecuciones a la madre soltera. Que no haya hijos ilegítimos o hijos naturales, que todos los hijos tengan los mismos derechos. Queremos que se investigue la paternidad. Que se abra para la mujer el horizonte de la cultura y de la educación. Que haya miles y miles de guarderías infantiles, miles y miles de jardines para los niños de las mujeres del pueblo. Queremos que la mujer que [no] trabaja, sepa que para nosotros es justo que tenga una previsión por ser dueña de casa. Queremos aumentar el periodo de lactancia, porque no hay mejor alimento para el niño que la leche de su madre.

Ustedes hacen “machismo“: van a las concentraciones solos, no llevan nunca a la compañera. Llegan a la casa y no le hablan. Nunca le dicen mira: “el compañero Allende planteó tal cosa, etc. “No dialogan con la mujer. Ella vive mucho peor que ustedes, que salen del trabajo y se quedan en la calle conversando; enseguida se van a un barcito, se toman un trago, miran la televisión. En cambio, las compañeras no se pueden parar en las esquinas; tienen que irse a la casita, trabajar rápidamente, preocuparse de los chiquillos, de hacer la comida y esperarlos a ustedes. Hay una moral distinta, propia del régimen capitalista que establece una especie de “machismo“, en virtud de lo cual el hombre se cree que, por serlo, tiene más derechos. Y no es así. No debe ser así.

Vamos mujer, en palabras de Salvador Allende

En un estado moderno, la Salud es un derecho de cada ciudadano y es deber del Estado proporcionarla. (postulado gobierno Unidad Popular). 

Como Fundación y representantes de los valores que ejemplificó con palabra y acción Salvador Allende, nos sumamos a esta declaración de la Alianza Progresista respecto a la salud mundial y el combate a la pandemia de COVID-19.

Declaración:

El COVID-19 ha sido y sigue siendo un reto excepcional para todos nosotros. La única manera de avanzar es una estrategia de vacunación rápida y bien coordinada a nivel mundial que implique un aumento de la capacidad de producción y una distribución de las vacunas según las necesidades reales de cada país y no basada en el tamaño de su economía. Las personas vulnerables y los trabajadores de primera línea deben ser vacunados en primer lugar, independientemente del lugar donde vivan en este globo.

Las vacilaciones y los intereses nacionales no pondrán fin a la crisis sanitaria mundial ni tampoco nos sacarán de la crisis económica, medioambiental y social. Por el contrario, será un grave error de apreciación tanto desde el punto de vista moral como médico. El nacionalismo que estamos observando sobre el acceso a la vacuna provoca graves consecuencias tanto geopolíticas como económicas y sociales e impide una lucha eficaz contra el virus.

Demasiadas personas han sufrido del contagio de este virus y demasiadas han pagado el precio definitivo. Cada pérdida de vidas a causa de la COVID-19 es una pérdida de más.

Con el éxito del desarrollo de las vacunas contra la COVID-19, se ha suscitado un debate en torno a la distribución suficiente y justa de las limitadas dosis disponibles. Mientras que algunos países se han apresurado a conseguir suministros, otros, especialmente los de ingresos bajos y medios, no tienen todavía acceso.

COVAX se ha creado como la respuesta multilateral a este reto. Su objetivo es lograr la inmunización mundial y es fundamental para una estrategia de vacunación global que garantice una distribución justa y equitativa.

Sin embargo, tal y como están las cosas, estas herramientas aún no han conseguido asegurar vacunas suficientes para el Sur Global, que se enfrenta a dos grandes retos: la falta de financiamiento y la limitada disponibilidad de vacunas en el mercado.

El déficit de financiamiento de COVAX debe cerrarse lo antes posible para poder desplegar el ambicioso programa global de COVAX. También debemos apoyar el plan de vacunación con esfuerzos concretos en el diagnóstico y la terapéutica de la COVID-19.

Con las diferentes vacunas ya desarrolladas, es el momento de intensificar la producción de vacunas. Cualquier ralentización en la producción de vacunas es inaceptable, especialmente cuando se deriva de la maximización de los beneficios o del nacionalismo vacunal.

Las soluciones existen: el aumento de la producción es posible si los desarrolladores de vacunas cooperan voluntariamente, suministran las capacidades de producción disponibles, comparten licencias con otros fabricantes y aceptan transferir la tecnología necesaria. Los países titulares de patentes también pueden conceder licencias obligatorias para acelerar la producción. En consecuencia, en todos los futuros contratos de suministro de vacunas habrá una obligación vinculante de asociación con los fabricantes de los países en desarrollo.

Un acuerdo multilateral a nivel de la OMC debe evitar obstáculos administrativos innecesarios, para prevenir la acumulación de existencias y anteponer la producción, la distribución rápida y justa de las vacunas por sobre el ánimo de lucro. Una posible exención de patentes (oportunamente limitada) tiene la ventaja de que también proporciona una dirección clara y coherente a las oficinas de patentes y a los tribunales sobre cómo ver la concesión y la aplicación de la propiedad intelectual y evitar la posibilidad de disputas que podrían retrasar la fabricación local.

Estos son los pasos necesarios para ir de la mano con el fortalecimiento y el apoyo a los sistemas de salud a través de la inversión social, garantizando el acceso a los sistemas de salud y protección social, y el acceso a la educación y la formación.

La desigualdad en el acceso a las vacunas y al tratamiento de la COVID-19 es un espejo de las desigualdades entre los Estados y dentro de ellos que también están perjudicando nuestra respuesta como familia política progresista a la pandemia y en nuestra recuperación. Sólo cuando todo el mundo haya tenido la oportunidad de vacunarse y hayamos conseguido inmunizar a una parte suficiente de la población, estaremos realmente a salvo. Cuanto más tiempo esté el virus, más posibilidades hay de que mute y, por tanto, mayor es la probabilidad de que haya que adaptar las vacunas para combatir las variedades más nuevas. Entonces debemos reconocer que la competencia por de la disponibilidad de las vacunas a nivel mundial nunca puede ser parte de la solución, es parte del problema.

Los progresistas nos unimos detrás de una estrategia global para combatir la COVID-19. Esto no será posible sin la solidaridad entre continentes, países y personas. Un mundo sin COVID-19 es posible. Seguiremos trabajando juntos para alcanzar este objetivo, no como competidores, sino como socios en igualdad de condiciones.

Como Alianza Progresista exigimos:

– Solidaridad global y asociación global contra el virus del nacionalismo vacunal.

– Salvaguardar las vacunas COVID-19 como un bien público global, no como una herramienta para maximizar los beneficios.

– Obligación vinculante de establecer asociaciones y crear capacidades de producción con los fabricantes de los países en desarrollo en todos los contratos de suministro de vacunas con los fabricantes por parte de los países industrializados.

– Aumentar la producción de vacunas a nivel mundial a través de medidas adecuadas, incluyendo la reevaluación del acuerdo ADPIC para ver si es adecuado para el propósito e investigar cómo se puede permitir la transferencia de tecnología.

– Garantizar la accesibilidad a las vacunas para todos, en particular para las personas vulnerables, los trabajadores de primera línea y el personal sanitario en todo el mundo y en particular en el Sur global. Los países industrializados deben suministrar al Sur Global las dosis de sus excesos de capacidad.

– La obligación de los fabricantes, laboratorios y productores de vacunas de vender sus productos al Sur Global y a COVAX únicamente al precio de costo y permitir la concesión de licencias a bajo costo.

– Rechazar todos los acuerdos contractuales que limitan las exportaciones, el reparto y las donaciones de vacunas, que ponen fin al sufrimiento mundial.

– Introducir sistemas de impuestos sobre la riqueza y las transacciones financieras para garantizar el cierre de las brechas de financiación de COVAX.

– Continuar y aumentar la inversión pública en investigación médica y sistemas de salud pública, especialmente en el Sur Global.

FSA adhiere a declaración: «La solidaridad mundial es la clave para superar el COVID-19»

El número de esta histórica publicación estará dedicado a los 50 años de la Unidad Popular. El evento de lanzamiento será el sábado 9 a las 19 horas por los canales de Facebook y youtube del comité 50 años.

Lanzamiento número especial revista Araucaria

El artista se encontraba en Italia, país con fuertes restricciones por el rebrote del coronavirus. “Estamos a una hora y minutos de Nápoles y ese mural, dentro de todos los problemas, lo alcanzamos a terminar. Mi idea era tenerlo terminado en la fecha del plebiscito para celebrarlo, ya que por la distancia no alcancé a regresar para votar, pero algo aportamos y lo hicimos semanas después”, explicó. El artista local Jorit además fue clave para la realización del mural y también reflexionó sobre la figura del mandatario. “Hoy, 50 años después, desgraciadamente muchas personas no conocen su historia, sin embargo en Chile la llamarada encendida de su vida y de su muerte quema aún hoy. Y arde más que nunca en el fuego de las manifestaciones que cada semana sacuden las calles de Santiago de Chile”, escribió el napolitano.

Toda una hazaña representó para el muralista Alejandro “Mono” González la pintura del mural del presidente Salvador Allende en una localidad de Nápoles, en Italia, junto al artista local Jorit Ciro Cerullo. Otro mural lo realizó el joven chileno Inti.

“Estamos a una hora y minutos de Nápoles y ese mural, dentro de todos los problemas, lo alcanzamos a terminar. Mi idea era tenerlo terminado en la fecha del plebiscito para celebrarlo, ya que por la distancia no alcancé a regresar para votar, pero algo aportamos y lo hicimos semanas después”, explicó al diario electrónico El Mostrador.

“En el fondo es un homenaje a los 50 años del gobierno de la Unidad Popular y de Allende y hoy, producto del estallido social de octubre 2019 se hizo un plebiscito y ganó el cambiar la Constitución de la dictadura de Pinochet”.

Varado

El artista permanecía varado en el país mediterráneo debido al confinamiento por el coronavirus.

González estaba en Caserta, en un pequeño pueblo de campo, San Potito Sannitico, de dos mil habitantes, “en casa de amigos solidarios, los  artistas Toño Cruz, muralista de Islas Canarias, y Giuliana Conte, fotógrafa y grabadora”, contó.

“En este pueblo hoy hay siete pacientes contaminados en este rebrote, cosa que acá no había pasado la vez anterior,  en zona roja por el virus, con toque de queda a las diez de la noche y en cuarentena sin poder circular, calculamos hasta la primera semana de diciembre. En estos lugares no había sido fuerte, pero hoy es una de las zona más colapsada”, comentó.

Reflexión sobre Allende

Jorit además realizó una reflexión sobre la figura de Allende, en un contexto como el napolitano.

“Pongámonos en el lugar de un joven o de una joven de periferia. En estos días circulan por el barrio Rione Cavour de Barra y ven este dibujo. Quizás le echen una ojeada algo distraída por la ventana de un auto o transitando por la circunvalación Vesuviana y piensen: “Y éste quién es?” Bueno, yo entiendo perfectamente que para ellos el retrato de este viejito de lente con fondo de botella no es heavy. Sé muy bien que sus mitos, impuestos por un sistema mediático que de cultural tiene poco y de negocios mucho, son “cantantes” que hablan de putas, drogas o pistolas o actores o cineastas onda serie tv Gomorra. Y sin embargo, para ellos este personaje debería ser algo como un superhéroe. Mejor aún, más que un superhéroe. Porque lo que hizo este viejito con de lentes “fondo de botellas” para su pueblo es realidad y no ficción. Y para las periferias de Nápoles y de todas las ciudades del mundo harían falta miles de estos viejitos”, escribió.

“Él, en efecto es Salvador Allende, médico y presidente chileno. En su país hizo construir escuelas y hospitales. Aumentó para los más pobres salarios y seguridad social. Introdujo el salario mínimo, construyó viviendas populares aumentando las pensiones mínimas de los ancianos.
Como si fuera poco, este viejito falleció con el casco puesto y el fusil en las manos para defender hasta las últimas consecuencias, como presidente democráticamente elegido, a su pueblo y su país, Chile, atacado por un golpe militar”.

Y concluyó:

“Hoy, 50 años después, desgraciadamente muchas personas no conocen su historia, sin embargo en Chile la llamarada encendida de su vida y de su muerte quema aún hoy. Y arde más que nunca en el fuego de las manifestaciones que cada semana sacuden las calles de Santiago de Chile”.

FUENTE: El Mostrador

Enlace con nota completa: AQUÍ

La historia detrás del mural de Allende en Nápoles

El 15 de diciembre de 1970, el Gobierno del Presidente de la República, Salvador Allende Gossens, inició las relaciones diplomáticas con el Gobierno de China, dando cuenta de su visionaria mirada sobre las relaciones internacionales. Para ello se firmó un convenio en la ciudad de Paris, entre el Embajador de Chile, Enrique Bernstein y el Embajador de China, Huan Chen.

“Establecer relaciones diplomáticas con China tiene una gran significación, primero, porque Chile ejercita el derecho como nación soberana de tener relaciones con todos los países del mundo; en seguida, indiscutiblemente, desde el punto de vista de lo que representan sus relaciones con un país como China, en lo cultural, en lo político y en lo comercial, representa un horizonte amplísimo para nosotros. De ahí que este paso había sido establecido en el Programa de la Unidad Popular, porque son cosas que el pueblo ha conquistado y lo ha hecho posible por su conciencia política”, declaró el Presidente Allende.

Chile se convirtió en el primer país sudamericano en abrir relaciones diplomáticas con China, durante el Gobierno de la Unidad Popular.

Foto: En primera fila Salvador Allende junto al científico Lipschütz. En segunda fila, José Venturelli junto a Delia Baraona esposa de Venturelli y primera profesora latinoamericana en enseñar español en la República Popular China.

Donación Fundación José Venturelli.

Salvador Allende: 50 Años de relaciones entre Chile y China (1970-2020)

El pasado 4 de noviembre, a 50 años de la asunción a la presidencia de Salvador Allende, se celebró la primera mesa del Encuentro Internacional de Historiadores “Conversaciones de primavera a 50 años de la Unidad Popular: Cuando hicimos historia” organizado por la Fundación Salvador Allende (@FSAllende). El tema que marcó la jornada fue “Proyectos de transformaciones sociopolíticas” en el que se abordó la experiencia de la UP desde un enfoque multidisciplinario desde diferentes ámbitos como la salud, la reforma agraria y el mundo rural, y la propuesta de una nueva Constitución Política.

A las 17 HRS se dio puntapié inicial al Encuentro con las palabras de la senadora de la República Isabel Allende, quién recordó con emoción a su padre Salvador Allende, la Unidad Popular y la noche del triunfo presidencial. Posteriormente el moderador de la mesa, Joaquín Fernández (historiador), dio la bienvenida a los expositores y asistente, y otorgó la palabra al primer exponente: el Premio Nacional de Historia 2016, Julio Pinto.

Un siempre lúcido y emocionado Julio Pinto repasó desde la historia el legado de la experiencia revolucionaria de la Unidad Popular y la figura de Salvador Allende. Según el historiador la UP es la heredera de décadas anteriores de lucha en el que los pueblos construyeron y proyectaron la historia. A 50 años de esa épica y ante el actual contexto nacional, se revive nuevamente la posibilidad de “hacer historia”.

El segundo en exponer fue el economista Cristóbal Kay cuya ponencia se refirió al proceso de la Reforma Agraria y el mundo rural durante el gobierno de Salvador Allende, resaltando la profundización y ampliación de la reforma durante los primeros años de gobierno y la mayor democratización y organización sindical de campesinos quienes escribieron e hicieron historia en el terreno mismo. Además, junto con lo anterior, para el economista actualmente se abre un nuevo período en Chile y la experiencia de la UP muestra decisiones.

Marianne González, abogada y doctora en historia, expuso sobre la propuesta de Constitución Política redactada por el gobierno de Allende. Mediante una brillante exposición, González describió los puntos rupturistas de la Constitución, así como también los ejes de continuidad que contiene esta propuesta de carta fundamental. Un gran ejercicio para una propuesta de Carta Magna que toma fuerzas ante el actual contexto chileno post estallido social y que tiene poca incidencia en la memoria social.

La última en exponer fue la estadounidense Jadwiga Pieper (historiadora) quien se refirió al ámbito de la salud, haciendo un somero análisis desde 1939 hasta el Gobierno de la Unidad Popular. La historiadora hizo hincapié en la visión social de la medicina y la salud del presidente Allende destacando la dialéctica entre condiciones materiales de existencia y la enfermedad, es decir, el nivel de la salud y la ausencia de enfermedades provienen de factores sociales, económicos y materiales de existencia. También pasó por la trayectoria política de Salvador Allende en cuanto a la promoción del Sistema Nacional de Salud (1952), los programas de planificación y la ampliación de los derechos reproductivos, especialmente en la promoción del aborto y la promoción del aborto terapéutico.

Una vez acabada las exposiciones a las 18 HRS, el moderador Joaquín Fernández dio paso a las preguntas de la audiencia. A pesar de la distancia física, la ronda se desarrolló con un público activo que pudo aclarar sus dudas ante los expositores. Finalmente, después de una distendida conversación, a las 18:40 HRS se dio por finalizada la primera fecha de este Encuentro Internacional de Historiadores.

Revisa la conversación completa AQUÍ

Recuerda que todos los miércoles de noviembre tendremos una nueva fecha de este evento conmemorativo de los 50 años del triunfo de Salvador Allende y la UP. A continuación, te dejamos la programación del encuentro:

Conversaciones de primavera a 50 años de la Unidad Popular: Cuando hicimos historia. Mesa 1

Figura fundamental del teatro chileno. Nissim Sharim fue uno de los exponentes más talentosos y valientes en época de dictadura, cuando las tablas transmitieron lo que en las calles era imposible de decir. Como fundación nos sumamos a las condolencias del país a su familia y amigos, y compartimos una carta de nuestra fundadora.

Ante el sensible fallecimiento de Nissim Sharim

No te pierdas el lanzamiento de “Salvador Allende: Palabra y acción”. Libro de selección de discursos de Salvador Allende, elaborado por nuestra Fundación y editado por el Fondo de Cultura Económica. Para ver este interesante encuentro que protagonizan Juan Somavía, Jorge Arrate y Carmen Prieto, pincha AQUÍ

Lanzamiento Salvador Allende: Palabra y acción

Un panel de expertos internacionales protagonizará todos los miércoles de noviembre cuatros mesas de conversación que marcarán un nuevo hito en la celebración de los 50 años del triunfo de la Unidad Popular.

Desde el 4 al 25 de noviembre diferentes personalidades del mundo académico y político se darán cita para reflexionar sobre el proceso de la vía chilena al socialismo, el gobierno de la Unidad Popular y la figura del presidente Salvador Allende.

Se trata de cuatro paneles de conversaciones temáticas desde una perspectiva historiográfica y desde la diversidad de las voces de una nueva generación de historiadores y curadores de una reflexión colectiva. “Quisimos celebrar con un ciclo de conversación que nos permita -sin olvidar otras dimensiones del proceso histórico-, superar el trauma de la derrota, el golpe y la dictadura cívico-militar, así como, la evaluación crítica del periodo y sus responsabilidades”, explica Marcela Ahumada Directora Ejecutiva de la Fundación Salvador Allende.

Por su parte, Genaro Cuadros, arquitecto y uno de los organizadores del evento explica: “Queremos celebrar los 50 años de la UP también, porque hay un cambio en la percepción de la historiografía reciente donde se mira el proceso de la UP como un momento donde es la sociedad en su conjunto la que propone un cambio, demandas que se extrapolan a las que la ciudadanía exigió desde el 18 de octubre de 2019 y que se refuerza con la aprobación de elaborar una nueva constitución gracias al plebiscito del 25 pasado. Rescatamos la creatividad, el entusiasmo y la esperanza vital asociada a ese momento político singular de nuestra historia, de la historia de América Latina y el mundo, y la inmensa maduración del movimiento popular que lo permitió”.

Este evento será transmitido en vivo vía streaming desde el Facebook de la Fundación Salvador Allende y por la plataforma Zoom para todo Chile y el mundo de forma gratuita y para todas las edades.

REVISA EL PROGRAMA Y EXPOSITORES EN PDF AQUÍ

Salvador Allende: Cuando hicimos historia

¿Cuáles fueron los nexos entre Washington y Santiago durante el gobierno de la Unidad Popular? Es lo que revela en detalle el libro “Miradas desclasificadas. El Chile de Salvador Allende en los documentos estadounidenses”. Según su autora, la historiadora Antonia Fonck, en el libro se “cuenta la historia de cómo los estadounidenses pensaron en el Chile de Salvador Allende”.

Fuente: El Desconcierto

Cuando Salvador Allende asumió el poder el 4 de septiembre de 1970, Estados Unidos tomó atención de la situación. En su “patio” había sido elegido democráticamente un presidente socialista, algo preocupante para ellos. Eran los tiempos de la Guerra Fría. A partir de ahí comenzaron a realizar varias acciones, las que terminaron con el gobierno de Allende. En su libro Miradas Clasificadas. El Chile de Salvador Allende en los documentos estadounidenses (Ediciones Universidad Alberto Hurtado), la licenciada y magíster en Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Antonia Fonck, da cuenta de lo que significaron para los norteamericanos estos hechos, cómo actuaron y qué efectos tuvieron sus decisiones en nuestro país.

Fonck comenta que le parecía interesante investigar algo que se creía zanjado. También quería mostrar la historia desde otra perspectiva, es decir, cómo los estadounidenses pensaron en el Chile de Salvador Allende.

Además, señala que “la documentación estadounidense es impresionante, su visión de ciudadanía tiene estrecha relación con la idea de la transparencia y el registro minucioso de los eventos. Entonces, cada paso del proceso de toma de decisiones con respecto al Chile de Salvador Allende está documentado, mostrando desde los informes de inteligencia que escribían funcionarios para ayudar a los políticos y burócratas a entender Chile, hasta conversaciones telefónicas casuales. Por supuesto que existen silencios y tachas negras, pero esos silencios a veces hablan de forma ensordecedora».

LAS FUERZAS QUE ACTUARON SIGUEN VIVAS

-El tema de las relaciones entre Chile y Estados Unidos ha sido sumamente estudiado. ¿En qué se diferencia esta investigación? 

-Es bueno repensar estos momentos, buscar a los personajes detrás de estas frases, rastrear el impacto que tuvieron en las decisiones que se tomaron y determinar cuáles fueron las acciones específicas. Comúnmente se piensa solo en Richard Nixon y Henry Kissinger, pero el aparato de política exterior es mucho más complejo y existían divisiones abismantes. Existió una porción de la burocracia que buscó constantemente disminuir el compromiso con Chile, pensando en la crisis política y social interna de Estados Unidos (heredada de los 60), el peso del recuerdo de Bahía Cochinos y la urgencia de salir de Vietnam.

Lo más fácil para mí sería atribuirle toda la responsabilidad a Estados Unidos o ninguna, políticamente es lo más cómodo. Pero en mi rol como historiadora decidí abrirme a un diálogo con la fuente, la bibliografía, las preguntas del pasado y del presente, y esta investigación me llevó a concluir que Estados Unidos sí intentó intervenir en Chile, pero hay un error importante en responsabilizar a la potencia de todo lo que nos sucedió. Brindarle toda la responsabilidad es negarles la agencia y gravamen a los actores chilenos y eso lo encuentro inaceptable, sobre todo pensando en la tarea de memoria y reparación pendiente en este país.

Esto es profundamente relevante para el presente, tenemos que pensar que esas fuerzas que actuaron en Chile siguen vivas, miremos a los personajes del Rechazo/Apruebo, el legado en nuestra Constitución y el dolor de una sociedad dividida.

-La historia como disciplina permite resignificar el pasado y el presente. Somos un país encadenado a lo que ocurrió hace más de 40 años ¿qué conclusiones mencionadas en el libro son notorias en la actualidad? 

-La imagen política de Chile como una excepción democrática. Esta imagen ha impactado nuestra historia y sigue siendo un factor de conflicto importante, tiene un peso enorme, puesto que tiene que ver con cómo nos pensamos dentro de un contexto latinoamericano. La imagen política de excepcionalidad afectó profundamente el proceso de toma de decisiones estadounidense, en torno a la discusión de si Chile era una excepción democrática en América Latina o un estereotipo bananero. Este imaginario no es algo que venga desde afuera, es una construcción compleja que tiene que ver con percepciones atribuidas, pero también construidas desde dentro.

Miradas desclasificadas: el libro que cuenta el rol de Estados Unidos en el Chile de Salvador Allende

En Chile, un país angosto y largo al final de Sudamérica, el mundo de izquierda celebró los 50 Años del triunfo electoral del socialista Salvador Allende, que en plena guerra fría llegó a la Presidencia de la República en forma democrática y en libertad. Reflexionar a 50 años de este momento histórico y de lo que significó este proceso no solo en Chile, sino que en el resto del mundo, nos parece fundamental para constatar la vigencia de Allende de su pensamiento político y democrático, su coherencia y el sentido de justicia social que se propuso para su gobierno.  Allende 50 años después nos interpela a rediseñar y a fortalecer el proyecto progresista que todos anhelamos para construir sociedades más justas, equitativas y solidarias donde abordemos los nuevos desafíos que debemos enfrentar en el presente para caminar hacia un futuro mejor.

Por Marcela Ahumada, Directora Ejecutiva FSA

Salvador Allende gobernó solo de 1970 a 1973, su período presidencial fue abruptamente quebrado por una cruel y sangrienta dictadura militar que se mantuvo por 17 años en el poder.  A pesar del poco tiempo que gobernó, su mandato tuvo importantísimos logros que cambiaron el rostro de Chile, como fue el fin al latifundio con una profundización a la Reforma Agraria y con la nacionalización de la principal riqueza de nuestro país que es el cobre.

Estas reformas eran un anhelo del pueblo que durante décadas vivió en el abuso de los más poderosos.  Allende supo escuchar e interpretar las necesidades del país e invitó a la población a participar activamente en lo que fue todo el proceso de construcción del gobierno, la llamada “vía chilena al socialismo”.

Si algo caracterizó a Allende fue su lealtad con el pueblo, su convicción de ver imposible el desarrollo del país sin para avanzar en una mejora real de las condiciones de la gente que se traducía en educación de calidad, derechos laborales, buena salud, jubilaciones dignas y una vivienda donde se pudiera desarrollar la familia.  Por primera vez en la historia de Chile, la clase trabajadora se sintió parte de un proyecto social y político en plena igualdad de condiciones.  Allende gobernó con el pueblo y para el pueblo.

En el primer aniversario de gobierno, el 4 de septiembre de 1971, Allende hace una intervención en un acto de masas señalando: “La democracia y la libertad son incompatibles con la desocupación, con la falta de vivienda, con la incultura, con el analfabetismo, con la enfermedad.  ¿Cómo se afianza la democracia?  Dando más trabajo. Redistribuyendo mejor.  Levantando más viviendas.  Dando más educación, cultura y salud al pueblo”.

El legado de Salvador Allende, no se limita a otorgar una verdadera participación al mundo social en temas de interés público, sino por el contrario, avanza hasta buscar la unidad de la izquierda para poder llevar a cabo su proyecto a través de la coalición de la Unidad Popular.

Allende busca incansablemente la unidad de la izquierda con transparencia y con un profundo respeto para abordar las diferencias que surgen en el proceso.  Hoy cuando vemos con estupor lo que ocurre en diferentes países del mundo, con dictaduras, con nacionalismos y populismos, con derechas que no logran entender que el crecimiento económico por sí solo no garantiza una mayor distribución, con una degradación del tejido social, con  la fragmentación de la izquierda y del mundo progresista, es necesario volver a reinterpretar lo que Salvador Allende nos legó. Necesitamos unidad, compartir nuestros acuerdos y procesar en forma democrática  nuestra diferencias por un bien superior, que es la dignidad del pueblo.

Finalmente, es fundamental reencontrarnos con convicción y creatividad buscando nuevas formar de articular lo social y lo político con el objetivo de ir profundizando, entre todos, nuestros sistemas políticos y democráticos. Necesitamos más y mejor democracia para combatir el individualismo que ha permeado a nuestras sociedades y países.  En forma colectiva será más fácil avanzar por el bienestar común, todos y todas somos necesarias/os para   la construcción de un proyecto social progresista, nadie sobra.

Salvador Allende: Una lección de democracia

Sobre la semilla de las artes y la cultura que propició las relaciones internacionales entre China y Chile trata la charla “El intercambio cultural como base de las relaciones diplomáticas”, organizada por CRICAL, Fundación Salvador Allende y Fundación Venturelli. La invitación es para este jueves 24 de septiembre, a las 11hrs. por Zoom Webinar

En marco de la conmemoración de los 50 años de las relaciones diplomáticas entre Chile y China, el Centro Regional de los Institutos Confucio para América Latina (CRICAL), La Fundación Salvador Allende y la Fundación José Venturelli en un esfuerzo conjunto realizarán la charla El intercambio cultural como base de las relaciones diplomáticas”.

En el conversatorio, que integrarán destacados panelistas, se abordará la cultura como un actor fundamental en el asentamiento de estos lazos de amistad, la cual propició el diálogo y entendimiento profundo entre ambos pueblos, y potenció el desarrollo de los intercambios en otras áreas como los diplomáticos, económicos y científicos. Y muy especialmente, relevando las figuras del Presidente Salvador Allende y  el artista José Venturelli como precursores de los vínculos entre ambos países.

“Queremos subrayar y marcar este hito fundamental, ya que para entender las relaciones internacionales de Chile y China resulta clave poner el foco en el intercambio cultural que pavimentó una relación de 50 años, liderada por dos figuras fundamentales como fueron Salvador Allende y José Venturelli”, explica Marcela Ahumada, directora ejecutiva de la Fundación Salvador Allende.

transmisión vía zoom AQUÍ

Esta charla contará con la presencia de figuras que han aportado a potenciar este intercambio.

Mónica Ahumada, académica área de Lingüística aplicada a la traducción, FAHU. Dra en Estudios Americanos , mención Relaciones Internacionales,USACH.

Fernando Reyes Matta­­, ex Embajador de Chile en China. Director del Centro de Estudios sobre China, UNAB.

Andrés Borquez, Dr. en Ciencias Políticas y Políticas Internacionales, Universidad de Fudan, China. Coordinador “Programa de Estudios de China”, Instituto de Estudios Internacionales, U. de Chile.

Edmundo Bustos Azócar, ex Agregado Cultural de la Embajada de Chile en China. Doctor (c) en Historia. Director Ediciones Universitarias de Valparaíso,

El camino de Allende y Venturelli al coloso asiático

Al momento de la victoria, el 4 de septiembre 1970, Chile experimentaba una urbanización acelerada profundamente desigual. Enfrentar el déficit habitacional, acceso a servicios y equipamientos urbanos sería el desafío del Gobierno Popular. Aplicando creatividad y participación de sectores populares, el Presidente Allende abordó con innovación los problemas que aún enfrentamos hoy. 

Por Genaro Cuadros, urbanista

Salvador Allende y la vía chilena al socialismo en democracia contaba con un programa de 40 medidas, la movilización de una generación de nuevos profesionales innovadores, trabajadores comprometidos con las transformaciones, así como, con la admiración y colaboración de una generación de la izquierda mundial. La combinación de sabiduría popular e innovación técnica llevarán al Presidente de un 36,6% de respaldo inicial, a un 44,2% poco antes de su derrocamiento. Cuando aún quedaba la mitad de su mandato, se vivía una explosión inédita de creatividad y energía popular, cuyos ecos persisten hasta hoy.

El liderazgo democrático y plural, su capacidad de escuchar, fue el sello del compañero presidente para beneficio de la efectividad y creatividad de su gobierno; hoy lo denominarían liderazgo horizontal efectivo. Sello muy bien encarnado por el equipo entre el primer ministro obrero de la construcción, Héctor Cortez, y el arquitecto Miguel Lawner, responsables de implementar el programa en el ámbito urbano y de vivienda.

Chile es en ese momento un país en pleno proceso de modernización y urbanización acelerada, con 8.8 millones de habitantes, un 75% viviendo en ciudades y sólo el 27% concentrados en la capital. Es decir, un territorio desconcentrado y más homogéneamente habitado, pero con bajos índices de desarrollo humano.

Poco antes se había creado el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (1965), el primer Plan Metropolitano de Santiago, y diversos entes públicos para implementar políticas de vivienda social, pero la construcción estaba estancada por falta de suelo público y una incipiente industria.

Las redes de infraestructura no cubrían por igual a los sectores populares, acumulándose un déficit habitacional de 600 mil viviendas producto de migraciones campo-ciudad, que habían generado tomas de terrenos en las periferias urbanas. Con poblaciones emergiendo como callampas en el bosque después de las lluvias.

El programa de gobierno así lo reconocía con 5 medidas concretas, buscando enfrentar integralmente estos desafíos: “Llevar adelante la remodelación de ciudades y barrios, con el propósito de impedir la expulsión de los grupos modestos a la periferia, garantizando los intereses del habitante del sector remodelado, como del pequeño empresario que allí labore, asegurando al 10% de ocupantes en su ubicación futura”.

Para lograr sus objetivos, se impulsarán numerosos proyectos inmobiliarios para reubicar estos campamentos populares, se instalará un sistema de prefabricación industrial KPD que reimpulsó la incipiente producción industrial pública y privada, experiencia única en nuestra historia. Se despliega además, la operación sitio, para regularizar la tenencia de suelo y el acceso a la red de infraestructuras básicas como agua, luz y alcantarillado, pero esto fue solo el comienzo.

Se logró expandir grandes proyectos de remodelación para densificar los centros urbanos del país con la participación de los pobladores; Vamos para Arriba, fue la más innovadora de las iniciativas del gobierno socialista para incorporar a los sectores populares a las dinámicas de barrio verticales bien localizados, y densificar. Según el censo de 1970 los hogares que viven en departamentos eran apenas el 7%, hoy representan el 17,5 % en la capital. Al terminar 1972 el país había agotado los materiales de construcción disponibles y alcanzado un pick histórico en la construcción de viviendas, que solo sería retomado dos décadas más tarde por los gobiernos democráticos.

Hoy ese programa político sigue vigente, transformándose en una política pública de Estado, respuesta durante los gobiernos de coalición liderados por la presidenta socialista Michelle Bachelet. Sin embargo, nuestras ciudades son las más desiguales de la OCDE, encabezadas por Santiago. Esto debido a la intervención neoliberal de la dictadura que liberalizó la propiedad del suelo urbano, erradicó a pobladores hacia la periferia y subsidió la oferta generando una gran industria inmobiliaria especulativa.

El mundo entero enfrenta hoy desafíos similares, pero de distintas proporciones. Altos niveles de segregación socio-espacial, déficit de vivienda en las principales capitales del mundo -hay viviendas para turistas, pero no para residentes. Una agenda socialista de ciudades no puede eludir conflictos como fijar precios de arriendo, o establecer cuotas para controlar los fenómenos especulativos del capitalismo global, los efectos ambientales en las ciudades, las condiciones de vida de sus habitantes, la gobernanza de procesos especulativos y el aumento de la densidad urbana sustentable.

La pandemia del coronavirus amenazó la idea de la concentración y densidad de nuestras ciudades en el planeta, recordándonos que el consumo de suelo natural, así como el crecimiento ilimitado de ciudades-región alimentadas por el mercado de inversiones, son un peligro ambiental que pone en riesgo nuestra propia supervivencia. Un uso parsimonioso del suelo y los recursos naturales requiere gobernar, tanto las ciudades como el capitalismo global, lo que fueron en su época grandes desafíos para América Latina, y que Salvador Allende supo interpretar.

A 50 años de la Unidad Popular: ¡Vamos para Arriba!

Estimada familia Guijón Antolisei
Putú, Constitución

Con mucha tristeza hemos sabido de la partida del querido Patricio Guijón, médico del presidente Salvador Allende. El Dr. Guijón lealmente y cumpliendo su deber, no dudó en estar en el Palacio de La Moneda ese fatídico 11 de septiembre de 1973 junto a mi padre, y por casualidad, fue el único testigo inmediato de su muerte. Después de estar en La Moneda, estuvo detenido en la Isla Dawson y en el mundo se instaló una idea lejana a la realidad sobre la muerte de mi padre.

El Dr. Guijón, con gran valentía y honestidad, relató el suicidio del presidente Allende, sin embargo, durante algún tiempo sufrió la incredulidad de su testimonio. Yo misma al inicio tuve dudas. Posteriormente tuve la oportunidad de pedirle excusas públicas por ello. Su relato nos permitió establecer los hechos que se quisieron tergiversar, pero que hoy conocemos como verdad histórica: mi padre –tal como lo dijo, una y otra vez e incluso en sus palabras de despedida- pagaría con su vida la lealtad del pueblo y cumpliría su mandato constitucional al ser elegido libre, democrática y soberanamente.

La consecuencia del Dr. Guijón para establecer la verdad histórica fue confirmada en julio de 2011 por la investigación imparcial de un comité nacional e internacional del mayor prestigio. Así como ante el mundo no quedan dudas sobre la entrega consecuente de mi padre por la democracia, justicia y libertad en los últimos momentos de su vida, tampoco quedan dudas de la honestidad e integridad del Dr. Guijón quien solo buscaba establecer la verdad.

Que su deceso haya sido este 4 de septiembre, cuando se cumplieron 50 años del triunfo de la Unidad Popular y de mi padre a la presidencia de la República, también resulta conmovedor, y valoro que el Municipio de Constitución, encabezado por su alcalde, Carlos Valenzuela G., haya decretado tres días de duelo comunal en su memoria.

Queremos enviarles un gran abrazo a sus hijos Juan Andrés, Carlos y Patricio, como también a sus nietas y nietos, a las y los compañeros de la Región del Maule y al Alcalde de Constitución. El doctor Guijón es un ejemplo del compromiso con los valores impulsados por mi padre, el Dr. Allende, incluyendo el notable ejercicio de su profesión en el hospital local, logrando gran respeto y admiración de las y los maulinos y putuganos, para quienes siempre estuvo atento y disponible sin importar horarios.

Como familia Allende Bussi y como Fundación Salvador Allende, agradecemos su lealtad permanente hacia mi padre.

Fraternalmente,

Isabel Allende Bussi
Senadora por la Región de Valparaíso
Vicepresidenta del Partido Socialista de Chile

Agradecemos la lealtad permanente del Dr. Patricio Guijón a Salvador Allende

“Vengo de Chile, un país pequeño, pero donde hoy cualquier ciudadano es libre de expresarse como mejor prefiera, de irrestricta tolerancia cultural, religiosa e ideológica, donde la discriminación racial no tiene cabida”. La Asamblea estaba ante un verdadero líder internacional y sentía una conexión con él: “A nosotros, los países subdesarrollados, se nos quiere condenar a ser realidades de segunda clase, siempre subordinadas. Este es el modelo que la clase trabajadora chilena, al imponerse como protagonista de su propio devenir, ha resuelto rechazar, buscando en cambio un desarrollo acelerado, autónomo y propio, transformando revolucionariamente las estructuras tradicionales”.

Por Juan Somavía

Salvador Allende entró a la Asamblea General de las Naciones Unidas y –cosa completamente excepcional– se produjo un enorme aplauso espontáneo de los delegados que se pusieron de pie. Al terminar su discurso, el Presidente fue de nuevo ovacionado largamente con una persistente “standing ovation”. Solo sucedió de nuevo con Nelson Mándela después de su liberación.

Era el 4 de diciembre de 1972, después de dos años de gobierno, acosado por los evidentes esfuerzos en curso para impedir su normal desarrollo, pero ganando cada vez más adeptos en las elecciones de autoridades locales. Poderosos intereses externos e internos trataron de impedir su elección a toda costa y de desestabilizar su Gobierno. El informe Church del Senado norteamericano (1976) describe en detalle la alianza entre el gobierno de Nixon y líderes importantes de la oligarquía chilena. Allende era considerado un ejemplo peligroso para América Latina y el Tercer Mundo, que podrían buscar imitar el proceso chileno.

“Vengo de Chile, un país pequeño, pero donde hoy cualquier ciudadano es libre de expresarse como mejor prefiera, de irrestricta tolerancia cultural, religiosa e ideológica, donde la discriminación racial no tiene cabida”. La Asamblea estaba ante un verdadero líder internacional y sentía una conexión con él: “A nosotros, los países subdesarrollados, se nos quiere condenar a ser realidades de segunda clase, siempre subordinadas. Este es el modelo que la clase trabajadora chilena, al imponerse como protagonista de su propio devenir, ha resuelto rechazar, buscando en cambio un desarrollo acelerado, autónomo y propio, transformando revolucionariamente las estructuras tradicionales”.

En nuestros días, con esta convicción multilateral y frente a la terrible pandemia que azota al mundo, el médico Salvador Allende –exministro de Salubridad y creador del sistema de salud pública de Chile– estaría luchando por una gran respuesta de cooperación internacional de todos los países. Tenemos una obligación urgente de fortalecer las instituciones multilaterales, modernizarlas y abrir un espacio de presencia ciudadana propia de la democracia participativa. El desafío es claro y es posible. Salvar vidas hoy, pero también mañana.

Los minutos de aplausos no eran solo por el discurso, estaban dirigidos al ser humano que estaba al frente, a la convicción de sus innovadores ideales. Un médico y político socialista, que durante toda su vida luchó por darle dignidad al pueblo y hacer de Chile una sociedad justa en democracia, pluralismo y libertad. Los aplausos fueron un gran símbolo de solidaridad. Una manera de decir “Presidente estamos con usted”.

Y este es, quizás, uno los principales legados internacionales de Salvador Allende: la solidaridad con la lucha del pueblo chileno. Durante su Gobierno fueron múltiples los ejemplos de apoyos políticos, sindicales y populares. Después de su muerte, estalló una enorme condena al golpe cívico-militar en Chile que desencadenó una reacción espontánea de solidaridad con la recuperación de la democracia y de los Derechos Humanos en los más diversos lugares del mundo, particularmente en Europa. La trágica muerte de Allende agregó un enorme respeto por su consecuencia histórica y fue un aliciente para abrirles las puertas a miles de exiliados.

A la Asamblea de Naciones Unidas le afirmaba que Chile: “Un país que […] nunca se ha apartado del cumplimiento de sus obligaciones internacionales y ahora cultiva relaciones amistosas con todos los países del orbe. Cierto es que con algunos tenemos diferencias, pero no hay ninguna que no estemos dispuestos a discutir, utilizando para ello los instrumentos multilaterales o bilaterales que hemos suscrito. Nuestro respeto a los tratados es invariable”.

En ese contexto, el principio de la libre determinación de los pueblos estaba en el corazón de la visión internacional de Allende, la autonomía nacional y un sólido sistema de cooperación entre iguales. Chile tuvo una gran presencia en fortalecer estos principios durante su mandato. También en el establecimiento de relaciones con China, Vietnam y países del bloque soviético. Decisión visionaria cuando vemos en nuestros días que los ejes de la geopolítica y la economía global están transitando hacia el Asia Pacífico. A su vez, el ingreso de Chile a los países no alineados estableció un nuevo espacio de cooperación política.

El espacio internacional principal donde se desplegó la mayor energía y creatividad de su Gobierno fue en las Naciones Unidas y en los temas del desarrollo. Algunos ejemplos:

-Celebrar la UNCTAD III en Chile con la participación de un centenar de países, para avanzar en los principales problemas del comercio y desarrollo del Tercer Mundo, con el respaldo de la comunidad internacional. Las conclusiones reflejaron muchos de los valores que el Gobierno representaba. Allende fue claro: “Debemos sustituir un orden económico-comercial caduco y profundamente injusto”, lo que inspiró años después las propuestas en Naciones Unidas de un nuevo orden económico internacional.

-Promovió el concepto de “pluralismo ideológico” como fundamento de la unidad en la diversidad de América Latina.

-ECOSOC aceptó por unanimidad la propuesta chilena de que NNUU estudiara el impacto económico y político de las corporaciones transnacionales. La propuesta se fundamentaba en la intervención de la ITT y la Kennecott en la política chilena.

-El rechazo a los ensayos nucleares franceses en Mururoa.

-Una participación convencida en la Conferencia del Medio Ambiente en Estocolmo en 1972, que abrió el camino al desarrollo sostenible.

-Chile fue un miembro activo en las gestiones que condujeron al reconocimiento de la República Popular de China como legítimo miembro de NNUU.

-Cuando se iniciaba lo que sería la Convención sobre el Derecho del Mar, Chile sostuvo que el mar más allá de la jurisdicción nacional, debía ser patrimonio común de la humanidad.

Quizás el aplauso más duradero del respeto a Salvador Allende en el mundo sea el hecho de que para millones de personas es una fuente de inspiración. Ello tiene una expresión en la cantidad de calles, plazas, escuelas, sanatorios, entre otros, que llevan su nombre y que por generaciones estarán ahí, como testimonio de su trayectoria consecuente.

En nuestros días, con esta convicción multilateral y frente a la terrible pandemia que azota al mundo, el médico Salvador Allende –exministro de Salubridad y creador del sistema de salud pública de Chile– estaría luchando por una gran respuesta de cooperación internacional de todos los países. Tenemos una obligación urgente de fortalecer las instituciones multilaterales, modernizarlas y abrir un espacio de presencia ciudadana propia de la democracia participativa. El desafío es claro y es posible. Salvar vidas hoy, pero también mañana.

Salvador Allende: El respeto del mundo

Artistas y organizaciones políticas conmemoran los 50 años del triunfo de la UP a través de masiva “Cadena de la Dignidad” por redes sociales y medios de comunicación

La parrilla programática incluye artistas internacionales y nacionales, como León Gieco, Intillimani, Brigada Ramona Parra (BRP), Coros Ciudadanos, Congreso, los Miserables, entre otros.

Más de 50 movimientos sociales y representativos de las artes, la cultura y los partidos políticos, se han convocado para desarrollar un programa especial “50 años UP, Allende un pasado lleno de futuro”, este viernes 4 de septiembre a las 20 horas, vía redes sociales, medios de comunicación, radioemisoras y medios digitales. La convocatoria es abierta y permitirá crear una gran cadena de transmisión conjunta a toda la población, donde se han dispuesto a transmitir en conjunto más de 33 plataformas en más de dos horas de transmisión conjunta

El desarrollo de estas iniciativas a través de la llamada “Cadena de la dignidad” por multiplataformas, busca reconstruir una historia que tiene vínculos profundamente valiosos con el triunfo del pueblo junto al Presidente Salvador Allende hace medio siglo y lo significativas que fueron las medidas aplicadas en ese período. Todos quienes han trabajado en este gran homenaje lo hacen de forma voluntaria y solidaria para relevar la importancia del proyecto de la Unidad Popular.

Estará presente inaugurando el evento, el recién galardonado Premio Nacional de Literatura @ElicuChihuailaf Elicura Chihuailaf y todos los representantes de la cultura, internacionales y nacionales, como León Gieco, Inti-illimani, Brigada Ramona Parra (BRP), Coros Ciudadanos, Congreso, los Miserables, Madres y Abuelas de la Plaza de Mayo, el poeta Raúl Zurita, Corporación UTE-USACH, Colectivo Los Oberoles, Agrupación de Ejecutados Políticos, Centro de Formación Memoria y Futuro, Pablo Milanés, Brigada de la Memoria Popular, Académicos de la Universidad de Chile, Jorge Baradit, Fundación Salvador Allende, Pintores y Escultores, APECH, Frente Cacerolas, Sociedad de Escritores de chile (SECH), entre otros.

Este acto se transmitirá oficialmente a través de la fanpage de Facebook @50UXP y de Youtube del Comité 50 años Unidad Popular y es el evento central de una serie de actividades que se han sumado por esta conmemoración. De hecho, en la Plaza Ñuñoa un grupo de vecinos se autoconvocó para gestionar una pantalla y transmitir el evento mañana en vivo a quienes permanentemente asisten a este -hoy- centro político y social de la zona oriente.

Video promocional:

Transmiten en vivo mañana a las 20 horas las plataformas siguientes:

  1. DIARIO EL SIGLO
  2. TELESUR
  3. FUNDACIÓN SALVADOR ALLENDE
  4. DIPUTADO BORIS BARRERA
  5. FUNDACIÓN VÍCTOR JARA
  6. RADIO RECABARREN
  7. PRENSA OPAL
  8. CEILER
  9. EL CLARIN CHILE
  10. ICAL
  11. RADIO NUEVO MUNDO
  12. RADIO NUEVO NORTE
  13. SENADORA ISABEL ALLENDE
  14. PIENSA PRENSA
  15. CONFEDERACIÓN TRABAJADORES DEL COBRE (CTC)
  16. ANAMURI
  17. REVISTA DE FRENTE
  18. ASOCIACIÓN DE TRABAJADORES DEL MINISTERIO DE EDUCACIÓN (ANDIME)
  19. AGRUPACIÓN NACIONAL DE EMPLEADOS FISCALES (ANEF)
  20. CENTRO DE INTERCAMBIO Y EXTENSIÓN MAX BERRÚ
  21. UNIVERSIDAD ACADEMIA DE HUMANISMO CRISTIANO
  22. UNIDAD SOCIAL PROVIDENCIA
  23. CORPORACIÓN DE LA MEMORIA VILMA ABARZUA
  24. PRAIS
  25. EL CIUDADANO
  26. SEÑAL 3 DE LA VICTORIA
  27. ANAMURI
  28. PARTIDO COMUNISTA
  29. PARTIDO SOCIALISTA
  30. ASOCIACIÓN DE TRABAJADORES DEL ESTADO ARGENTINO (ATE)
  31. RADIO CHILE FM
  32. KAROL CARIOLA
  33. SENADOR ALEJANDRO NAVARRO

Participan mañana 4 de septiembre:

Poetas:

Chile:

Raul Zurita Premio Nacional de Literatura

Elicura Chihuailaf Premio Nacional de Literatura

María Isabel Gómez

Lenin Dimas

Argentina:

José Boccanera

Mercedes Roffe

Cuba:

Giselle Lucía Navarro

Nicolás Padrón

Perú:

Mariela Dreyfus

Mario Montalbetti

Fotógrafos:

Alvaro Hoppe

Polizón.org

Juan Pablo Sierra

Marcela Araya

Luis Barriga

Edwin Navarro

Chino Garay

Alvaro Santa Ana

Carlos Vera

Grupos Musicales

Eduardo Yánez

Los Miserables

Patricio Manns

Grupo Afluente

Los Candia

Estudiantina La Chimba

Carmen Prieto

Ckachi Ckausama (San Pedro de Atacama)

Grupo Folclórico AFDD

Transporte Urbano

La Legua York

Los Miserables

Inti Illimani

Héctor Pavez

Illapu

Juana Fe

JuanK &Psycho

Luis Lebert

Machakmara

Yeumén

León Gieco

Congreso

Manual de Carroña

Margarita Pastene

Coros Ciudadanos

Pachi Santibañez

Pancho Villa

La Rata Blusera

Raza de Arcilla (Osorno)

Tambores por Chile

Tío Valentín Trujillo

Tocata de los Techos (Valaparaíso)

Pablo Milanés

Leo Rojas

Víctor Jara

Los Republicanos de la Cueca

Eulogio Dávalos

Cía Teatro OH Válgame Dios Nicanor

Video y Gráfica

Choyün (Brotes de la Tierra) cortometraje.

Alejandro Mono González – Pancho Brzovic

Rodolfo Rojas

Hoy gran evento en cadena de la dignidad por los 50 años de la UP

VIERNES 4 DE SEPTIEMBRE DE 2020 – 20 HORAS

Colegas, amigos, amigas, compañeras y compañeros, a pocos días del  50 aniversario  del triunfo popular, les enviamos instructivo para sumarse a la Cadena por la Dignidad.

Invitamos a todos  los medios de comunicación, digitales, locales, redes,  radioemisoras,  a sumarse a la “Cadena por la Dignidad”, para transmitir de manera conjunta el acto conmemorativo el viernes 4 de septiembre a las 20 horas. La transmisión principal será a través de *Facebook* y *Youtube*.

También hacemos esta invitación a todas las organizaciones sociales y políticas.

*Transmisión*
1- Compartir a la hora del lanzamiento desde el Fan Page (perfil) de Facebook del Comité 50 Años UP (www.facebook.com/50UXP) (20 horas de Chile)2- Vía YouTube: https://www.youtube.com/c/Comité50AÑOSUnidadPopular /Desde ahora se pueden suscribir a este canal para que el día de la transmisión sean notificados.

*Orientaciones generales:*
– La emisión principal será la de Facebook
– Pedimos que en el caso de Facebook se comparta la transmisión desde el Fan Page de los 50 AÑOS UP, mencionada anteriormente. También acceder a través del Facebook de la Fundación Salvador Allende.
– En el caso de YouTube, compartir de forma secundaria para quienes no tengan acceso a Facebook. Lo pueden compartir solo con el link o incrustando el código html.
– Cuando se inicie la transmisión compartiremos a través de las cuentas de Twitter (@50UnidadPopular @fsallende).

Finalmente, hacemos el llamado a todas y todos a sumarse a la “Cadena por la Dignidad”, donde todas y todos  cabemos y podemos sentirnos parte de esta conmemoración tan importante para el país. De nosotr@s depende el éxito de la transmisión para que llegue a todo Chile y al mundo. Personas, medios de comunicación alternativos y comunitarios, organizaciones sociales, políticas y culturales; les convocamos afectuosamente porque esta transmisión la haremos entre todas y todos.

¡SÚMATE A LA CADENA POR LA DIGNIDAD!

Cadena por la dignidad: Transmisión del acto de conmemoración 50 años de la unidad popular