GAM recupera patrimonio histórico de la Unidad Popular

No hay comentarios

Cuando se acerca el aniversario número cincuenta de la victoria del Gobierno del Pueblo, el GAM se prepara para el lanzamiento del “Archivo Digital de Arte y Arquitectura de la UNCTAD III”.

Esta iniciativa de recuperación de memoria contempla la puesta en marcha de una plataforma de consulta pública y de acceso gratuito, con más de 600 archivos patrimoniales sobre la construcción y funcionamiento del edificio, entre los años 1971 y 1972.

Historia de una épica

Las construcciones del edificio sede de la UNCTAD III comenzaron a mediados de 1971 hasta abril de 1972, durante el gobierno de la Unidad Popular (UP). El edificio fue construido en tiempo récord para una obra de su magnitud, y fue hecha especialmente para acoger la asamblea de la III Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo en el Tercer Mundo, UNCTAD III; instancia en donde se debatió sobre cómo superar la pobreza y las condiciones materiales de existencia subhumanas en los países tercermundistas. Actualmente, en el espacio que alberga este legado arquitectónico y material de la UP, se emplaza el GAM -Centro Cultural Gabriela Mistral-. Por esta y otras razones, este edificio aloja parte importante de la memoria histórica y forma parte del patrimonio cultural material de Chile.

El trabajo de construcción original fue mandado por el mismo presidente Allende luego de que el país fuese ratificado por la ONU como sede de la asamblea mundial de la UNCTAD III. En ese momento, Chile no contaba con ninguna infraestructura que pudiera albergar un evento de tal magnitud, por lo que la construcción fue encargada a 5 estudios de arquitectos, todos ganadores de los concursos de arquitectura del año 1970. Sus arquitectos fueron: José Covacevic, Hugo Gaggero, Juan Echenique, José Medina y Sergio González.

La obra fue construida en 275 días, tiempo récord para un trabajo de 22.000 m2 y que debía acoger 3.000 delegados de 140 países. Finalmente, el edificio fue inaugurado el 3 de abril de 1972, y la UNCTAD III fue todo un éxito. El 13 de abril en conferencia ante los y las participantes de la asamblea, Allende declararía: “La pasión y el fervor con que todo un pueblo construyó este edificio son un símbolo de la pasión y el fervor con que chile quiere contribuir a que se construya una nueva humanidad que haga desaparecer la necesidad, la pobreza, y el temor, en este y en los otros continentes.”

Posterior al evento, el inmueble pasó a manos del Ministerio de Educación, siendo bautizado como Centro Cultural Metropolitano Gabriela Mistral, en honor a la distinguida poeta nacional, convirtiéndose rápidamente en un emblema arquitectónico del gobierno de la Unidad Popular.

Después del golpe de estado de septiembre de 1973, el edificio del centro cultural es renombrado como Edificio Diego Portales -transformándose en ícono del poder dictatorial-, siendo utilizado como sede de la Junta Militar hasta 1981, año en que el Palacio de La Moneda es reconstruido y habilitado para su uso. Desde entonces, fue utilizado por personeros del poder legislativo; y posteriormente en democracia, fue sede del Ministerio de Defensa Nacional hasta el 2005, año en que cesan sus funciones.  El 2006 el inmueble es afectado por una falla en la red eléctrica, que desata un incendio en parte del edificio principal. Finalmente, sobre las ruinas de la zona siniestrada es creado el actual GAM.

Remitiéndonos a su creación, su rápida y frenética construcción para la UNCTAD III comprometió las voluntades y esfuerzos de cientos de obreros y voluntarios logrando un trabajo en tiempo récord. Este equipo estuvo conformado en partes iguales por obreros y voluntarios, quienes incluso llegaron a cumplir turnos de hasta 12 horas. Tuvo una gran participación ciudadana en su diseño y ejecución. Estéticamente marcó un hito latinoamericano de arquitectura moderna.

Cabe indicar que, en principio, para la sede de la UNCTAD III se disponía a utilizar el estadio techado del Parque O’Higgins, construcción inconclusa del gobierno del presidente Jorge Alessandri, pero finalmente, el edificio se ubicó en la Alameda a la altura del 227, utilizándose para su construcción terrenos que habían sido expropiados en los años previos por la CORMU. Fue el mismo Allende el encargado de seleccionar la ubicación del edificio en plena arteria de la capital para que pudiera verlo todo el pueblo y la ciudad de Santiago.

La historia del edificio de la torre de la UNCTAD III es parte importante de la historia reciente de nuestro país. Alberga una memoria histórica en su proceso de construcción como obra clave y legado del proyecto de la UP y es símbolo del compromiso de cientos de voluntarios con el programa del gobierno. A su vez, fue marcado como el símbolo de la dictadura bajo el nombre de Diego Portales para, finalmente, ser el Ministerio de Defensa Nacional. El 2006 es víctima de un incendio que lo llevó a la reconversión a su idea original: ser un centro cultural para la gente. Estas cualidades lo convierten en un patrimonio para el país, y es el legado tangible y material hacía nuestros días del gobierno de Salvador Allende, que está ad-portas de cumplir medio siglo desde su victoria electoral.

ANTERIOR
Los 100 años del Hospital Salvador y algunos conceptos sobre medicina del compañero presidente
SIGUIENTE
Hasta siempre Gracia Barrios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

TE PUEDE INTERESAR