Declaración Pública

No hay comentarios

La Fundación Salvador Allende condena y rechaza los rayados sufridos el día de ayer en el mausoleo de la Familia Allende Bussi ubicado en el Cementerio General. Informamos a la comunidad que personal especializado ya se encuentra trabajando en la restauración de este patrimonio nacional. Manifestamos además nuestra solidaridad frente a otros atentados ocurridos en sitios memoriales que no podrán borrar el legado de quienes históricamente han luchado en defensa de los derechos humanos y de los trabajadores. Solicitamos a las autoridades gubernamentales que tomen las acciones correspondientes e investiguen a los posibles responsables de estos actos vandálicos.

ANTERIOR
«Desigualdad económica, democracia y compromiso político electoral»
SIGUIENTE
Allende y los jóvenes (opinión)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

TE PUEDE INTERESAR